Descripción breve

Cada vez más niños, adolescentes, adultos, padres y profesores se enfrentan al bullying casi a diario en el hogar, en los patios, en las clases, en Internet y más. Los niños con una necesidad de dominar a otros practican el bullying casi diariamente con otros niños que parecen menos fuertes o diferentes en algún sentido, más vulnerables y con menor autoestima.

El bullying no es un fenómeno reciente, sino que ha existido durante generaciones y en varias formas. Una persona es sometida a bullying cuando es expuesto/a, repetidamente y en un periodo de tiempo prolongado, a acciones negativas por parte de una o más personas. Acción negativa es cuando una persona causa intencionalmente daño o incomodidad a otra persona, mediante contacto físico, palabras o de otras maneras (Olweus, 1993). Incluye bullying físico (p.ej. empujar, pegar o dar patadas), bullying sicológico (p.ej. extender rumores falsos), bullying verbal (p.ej. insultar y acoso verbal), cyber-bullying, bullying racial y bullying sexual. Aunque en la mayoría de los casos el bullying se produce durante los años escolares, conlleva consecuencias reales a largo plazo para la víctima y/o el acosador. De hecho, crea daño emocional, sicológico y físico que puede dañar a las víctimas y los acosadores a veces incluso durante el resto de sus vidas.

A nivel de la UE se han implementado varios proyectos importantes sobre el bullying. Sin embargo, la mayoría tienden a centrarse solo en un aspect del problema y no proponen una respuesta común para afrontar el problema en sus variadas formas. El proyecto EAN pretende rellenar esta laguna y proporcionar una estrategia europea unificada mediante la cooperación de 17 socios de 12 estados miembros de la UE con una importante experiencia sobre el terreno.

Financiado por el programa Daphne III de la Comisión Europea, la finalidad de EAN es la creación de herramientas de intervención y una política común europea contra el bullying. Este objetivo sera alcanzado mediante la construcción de capacidad de sus socios, la concienciación de la población sobre el problema y la participación de niños. En la fase final del proyecto, el establecimiento de una Red Europea Anti-bullying pretende reunir los diversos esfuerzos en este campo y transformarlos en una sola voz a nivel europeo.